Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Pasar al contenido principal

GOOD HEALTH

Lipidos para niños, ¿cuáles son sus beneficios?

A la palabra grasa inmediatamente la relacionamos con cosas negativas, pero hay que aprender que los lípidos (grasas) son beneficiosos para nuestros organismos, sobre todo cuando se encuentran en pleno desarrollo.

Los niños y los adultos necesitamos diferentes cantidades de grasa en la alimentación; ésta es una fuente importante de energía (calorías) que apoya al crecimiento de los pequeños, tanto en la etapa de alimentación complementaria, que inicia a partir de los 6 meses de edad, como en los primeros años de vida. Sin embargo, es necesario saber que no sólo es importante la cantidad, sino la calidad de la misma.

Existen distintos tipos de grasas, las cuales se dividen, de acuerdo a su molécula, en:
• Grasa saturada: alimentos de origen animal, como la carne y leche de vaca.
• Grasa insaturada: monoinsaturada (aceite de olivo) y poliinsaturada (omega 3 y omega 6).

¿Cómo aprovecharlas?

Lo más recomendable para el consumo de grasas en la alimentación de tu pequeño es:
• Limitar el consumo de grasas saturadas y trans.
• Asegurar el consumo de ácidos grasos omega 3 y 6.
• Dentro de éstos es necesario incluir los ácidos grasos esenciales: linoléico y linolénico.
• Ácido docosahexanóico, conocido como el DHA.
• Ácido eicosapentanóico, conocido como EPA.

Estos ácidos grasos los podemos encontrar principalmente en pescados, aceites vegetales, alimentos diseñados para niños y en menor cantidad, en algunas semillas como nueces y linaza.

La grasa, además de ser una fuente importante de energía, participa en el crecimiento, así como en el desarrollo cerebral y del sistema ocular; también es necesaria para la adecuada absorción de las vitaminas liposolubles como la A, D, E y K; indispensables en distintas funciones del organismo, como el buen funcionamiento del sistema inmunológico (defensas), la visión, la coagulación, la calcificación de los huesos, etcétera.

Por ello, una vez que los pequeños cumplan un año de edad, es importante incluir en su dieta alimentos como:

Pescado, semillas, aceites vegetales, yema de huevo y GOOD CARE® SUPREME®, entre otros.

Así en un futuro podrán prevenir problemas cardiovasculares en la edad adulta.

compartir

facebook whatsapp

TIPS RELACIONADOS

Después de ver este contenido, otras mamás como tú se interesan por estos otros artículos