Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Pasar al contenido principal

GOOD HEALTH

¿Hasta qué edad es normal mojar la cama?

La preocupación que tienen los padres cuando sus hijos ya rebasaron los cinco años de edad y siguen mojando la cama es uno de los principales motivos de consulta a los pediatras.

Pero, antes de alarmarte y pensar que tu pequeño sufre algún padecimiento, debes tomar en cuenta lo siguiente:

La enuresis es el vaciado de orina de manera repetida en la ropa o en la cama, sin importar si es involuntario o intencionado. Para que se convierta en un problema, debe ocurrir dos veces por semana durante tres meses y causar malestar clínico o alterar el funcionamiento social o académico del niño. Sobre todo si la edad mental o cronológica de tu hijo es de cinco años.

Tipos de enuresis

Por cada etapa del día hay un tipo de enuresis; por ejemplo: la nocturna (que es la más frecuente) suele presentarse cuando el niño sueña que tiene que orinar. La diurna es más frecuente en niñas. También puede presentarse la enuresis mixta, que puede suceder en el día o la noche.

Pero, ¿por qué sucede?

Pueden existir diversos factores físicos y psicológicos para que tu pequeño sufra de enuresis, los principales se relacionan con la limitación que se ejerce sobre él; por ejemplo: autoestima baja, enojo o castigo de los padres o cuidadores.

Aunque también hay factores que pueden predisponer la enuresis: entre estos están el adiestramiento en el control de esfínteres, el estrés psicosocial, el retraso en el desarrollo del ciclo circadiano, alteraciones en el sueño y algunas causas orgánicas (alteraciones en la función de la vejiga).

En algunas ocasiones, los factores de estrés psicosocial precipitan algunos casos de enuresis. En los más pequeños se ha asociado al nacimiento de un hermano menor, haber sido hospitalizado entre los dos y cuatro años de edad, ingresar a la vida escolar, ruptura familiar, divorcio, muerte de algún ser querido o cambio de domicilio.

La mayoría de los niños con enuresis presentan síntomas desagradables, pero cuando tienen mejoría y logran controlar las micciones, aumentan su autoestima y gozan de confianza social.

Tres pasos para mejorar la enuresis de tu pequeño:
1. Enséñalo a utilizar el baño.
2. Evita que tome líquidos en exceso antes de dormir.
3. Llévalo al baño antes de acostarse.

Lo más importante que debes hacer es darle confianza y seguridad para que pueda superar sus miedos.

Si a pesar de esto los síntomas persisten, lo recomendable es que acudas con su pediatra.

Cuida el bienestar de tu hijo para que un accidente no se convierta en un problema.

imagen

compartir

facebook whatsapp

TIPS RELACIONADOS

Después de ver este contenido, otras mamás como tú se interesan por estos otros artículos